jueves, 27 de noviembre de 2014

Sueño despierto y Julian "la baldosa"


"Ella", es el nombre que yo cree, es el nombre al que le otorgue vida y significado. Ella no sería ella sino estuviera conformada por cada partícula, cada célula, cada pulso que la hacen sencillamente "ella". Y ella tan absurda y divina, nunca quito los ojos de las baldosas rojas que limitaban su paso, ella siempre iba con  los ojos abajo, nunca al costado, nunca arriba, nunca atrás, siempre abajo. Justamente ahí abajo es donde estamos todos, desde ese lugar alto y frío ella nos mira y saluda con la naturalidad de bostezar a las dos de la mañana. Ella se acerca a la baldosa y nuestros rostros se acercan para ser uno, ella se aleja y vuelvo a ser baldosa. Tan lejana y distante la hace esa altura, esa distancia entre ambos, aún más cruel y siniestra que la comida recalentada, aún más sufrida que las heridas por agua caliente, aún más que ver caer la punta del helado al piso sintiendo que nuestra felicidad material pierde ya el sentido de ser.
Y fue así, que un día sin querer más que queriendo, ella siguió con los ojos perdidos sobre las baldosas y levantando como última alternativa el rostro, topándose con un "Son cuarenta y dos pesos, ¿Algo más?", nos miramos fijo sin intención de hacerlo pero de alguna forma queriendo verla un poco más comencé a sonreír como el idiota que siempre posa sus manos en el vidrio deseando el libro que sabe (perfectamente) no podrá comprar hasta que comience el próximo mes. Concurrido por la turbulencia de haber nacido con pocos dotes para el habla, me digne y me sigo conformando con mirarla y esperar que ella exclame. Espero cinco minutos, espero veinte minutos y un poco más, hasta que sucede, los dos en su cama una vez más inundados en silencio puro. Otra vez conformado a callar, otra vez siendo baldosa, triste baldosa. Julian, naciste para ser baldosa de ella estas echo de los materiales justo para ser baldosa, y pensando así todo tiene sentido. Tiene sentido mirarla, también tiene sentido esperar en la esquina una hora, dos y veinte minutos más, esperarla en la misma esquina oscura que ella llamaba "en la esquina verde, a la hora de los muertos". Dirigido por el impulso de querer amar la congruencia de sus caderas que deja ver por debajo de la sábana blanca mientras oculta su pelo castaño color caramelo ácido para vómitos. Ella no para de cantar ríos de agua salada como si fuera su propio epitafio de la muerte que ella formaba con la punta de sus yemas por mi máscara de piel.
Contestó fría por arriba mío "nada más, adiós", y el adiós fue un correr por la vereda de fantasma hasta tocar su espalda y entablar las segundas palabras que no pensé, que aún hoy creo que fueron las palabras justas para abrir comienzo, sobre este proscenio, mi nacimiento como baldosa.


sábado, 8 de noviembre de 2014

Pero el amor, esa palabra... Moralista Horacio, temeroso de pasiones sin una razón de aguas hondas, desconcertado y arisco en la ciudad donde el amor se llama con todos los nombres de todas las calles, de todas las casas, de todos los pisos, de todas las habitaciones, de todas las camas, de todos los sueños, de todos los olvidos o los recuerdos. Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación de] amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños. Tan triste oyendo al cínico Horacio que quiere un amor pasaporte, amor pasamontañas, amor llave, amor revólver, amor que le dé los mil ojos de Argos, la ubicuidad, el silencio desde donde la música es posible, la raíz desde donde se podría empezar a tejer una lengua. Y es tonto porque todo eso duerme un poco en vos, no habría más que sumergirte en un vaso de agua como una flor japonesa y poco a poco empezarían a brotar los pétalos coloreados, se hincharían las formas combadas, crecería la hermosura. Dadora de infinito, yo no sé tomar, perdoname. Me estás alcanzando una manzana y yo he dejado los dientes en la mesa de luz. Stop, ya está bien así. También puedo ser grosero, fájate. Pero fijate bien, porque no es gratuito.
¿Por qué stop? Por miedo de empezar las fabricaciones, son tan fáciles. Sacás una idea de ahí, un sentimiento del otro estante, los atás con ayuda de palabras, perras negras, y resulta que te quiero. Total parcial: te quiero. Total general: te amo. Así viven muchos amigos míos, sin hablar de un tío y dos primos, convencidos del amor-que-sienten-por-sus-esposas. De la palabra a los actos, che; en general sin verba no hay res. Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al verse. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto. Pero estoy solo en mi pieza, caigo en artilugios de escriba, las perras negras se vengan cómo pueden, me mordisquean desde abajo de la mesa. ¿Se dice abajo o debajo? Lo mismo te muerden. ¿Por qué, por qué, pourquoi, why, warum, perchè este horror a las perras negras? Miralas ahí en ese poema de Nashe, convertidas en abejas. Y ahí, en dos versos de Octavio Paz, muslos del sol, recintos del verano. Pero un mismo cuerpo de mujer es María y la Brinvilliers, los ojos que se nublan mirando un bello ocaso son la misma óptica que se regala con los retorcimientos de un ahorcado. Tengo miedo de ese proxenetismo, de tinta y de voces, mar de lenguas lamiendo el culo del mundo. Miel y leche hay debajo de tu lengua... Sí, pero también está dicho que las moscas muertas hacen heder el perfume del perfumista. En guerra con la palabra, en guerra, todo lo que sea necesario aunque haya que renunciar a la inteligencia, quedarse en el mero pedido de papas fritas y los telegramas Reuter, en las cartas de mi noble hermano y los diálogos del cine. Curioso, muy curioso que Puttenham sintiera las palabras como si fueran objetos, y hasta criaturas con vida propia. También a mí, a veces, me parece estar engendrando ríos de hormigas feroces que se comerán el mundo. Ah, si en el silencio empollara el Roc... Logos, faute éclatante. Concebir una raza que se expresara por el dibujo, la danza, el macramé o una mímica abstracta. ¿Evitarían las connotaciones, raíz del engaño? Honneur des hommes, etc. Sí, pero un honor que se deshonra a cada frase, como un burdel de vírgenes si la cosa fuera posible.

(Es el único capítulo de Rayuela que me gusta, el único)
Ya casi no vengo por acá. Es extraño no?

De a dos.

Ellos no entiende que en el ejercicio de amar, jugar de a dos es obsoleto. Niegan el individualismo del que nace desconectado de un útero que lo abandona, entonces, sin pedir más ni pedir menos, justificamos todo con versos "de a dos". 
De a dos se come, de a dos se duerme, de a dos se mira, de a dos se habla, de a dos se escucha, de a dos se toca, y de a dos y volvemos con de a dos. Todos somos dos, una parte soy yo, otra parte sos vos, y juntos hacemos "somos dos". Yo te regalo mi vacío y vos el tuyo y hacemos un vacío de dos, un bello vacío de a dos.

viernes, 6 de junio de 2014

Las palabras no fueron quizás las mejores que pude decir, solo fueron las que viví en ese instante eterno.

martes, 27 de mayo de 2014

Opresión en el pecho, ¿Amor? No, amor no. Nada de eso quiere mi cuerpo.

domingo, 25 de mayo de 2014

"Por más que..el mundo aparentemente se destruya, la luz de la paz y del hombre internamente sigue brillando, ese es el mensaje de alma de diamante, por mas que el sol se oscurezca, somos alma de diamante"

sábado, 1 de marzo de 2014



Primer autorretrato del mes de marzo. (2014)
Tengo muchas ganas de relatar que siento en este preciso momento, se torna complicado cuando no tienes una idea fija de lo que quieres expresar. Me siento un tacho, si un tacho. Pero no cualquier tacho, sino uno de esos donde la gente escupe sus problemas y con una leve demostración de desesperación pregunta "¿Qué me aconsejas?"
¿Aconsejar? Que puedo decir yo sobre el amor... es lamentable quedarme callada y no poder darles una respuesta, es que yo no la tengo. Ellos creen que al haber uno pasado por cosas similares puede tener una palabra de aliente, pero yo no la tengo. Es doloroso de decir, pero a mi nadie me dio un consejo, por eso falle muchas veces hasta que pude encontrar la respuesta por si solo. Es que, en si, las respuestas se hayan en donde uno esta parado. Las personas no pueden pretender que el otro comprenda y tenga respuestas a todo solo por el simple echo de haber transitado por situaciones similares, al menos a mi eso no me sucede. Quisiera con toda mi alma tener las respuestas a todo, pero ¡HOLA! soy igual que tu, no las tengo y por más que haya vivido tampoco las conseguí. Ojo, las conseguí para mi pero no son las mismas respuestas las que me doy a mi misma que las que puedo darle a otros, hasta es más, tampoco he encontrado todas las respuestas que quiero.

Cambié de carrera, ahora estoy por empezar el CBC para Artes. Estoy muy ansiosa.

Tengo gatito nuevo, se llama Koi y es como un pez Koi.

Me siento más segura con él, no me pregunten porque siento eso, ni yo lo sé.



sábado, 8 de febrero de 2014

domingo, 5 de enero de 2014

Ya pasaron seis días desde que comenzó el nuevo año y aún no hice ningún balance de lo que fue el año anterior. El año anterior fue como haber subido a una montaña rusa, no sabía en que momento iba a parar lo turbio y comenzaría la tranquilidad. Fue molesto tener esa sensación durante largos meses  y no saber como saciarla. Mis bajas y subidas hicieron que reflexionara sobre mi existencia, antes no me sentaba a pensar el grado de existencia que tenía, y durante todo este año estuvo muy presente. Llegué a pensar que ya no valía mi existencia en este mundo, que quizás esto era solo un sueño o un mundo paralelo al verdadero. Son cosas raras que pienso, va más que raras diría extrañas. En fin, también fue un año en el cual tuve muchos cambios, conocí mucha gente, gente de todos los tipos y edades. Desde hippies, socialistas, compañeros del instituto, nerds de la informática, menores de edad, ciertamente gente de todo tipo. Gente que me ayudo o al menos participó en mi días donde mi existencia colgaba de una cuerda. A su vez, afiance mi amistad con gente a la cual me llevaba bien pero que aún necesitaba conocer suficiente. Besé muchos hombres pero ninguno me hizo feliz. Intente querer pero tampoco funciono. Me rechazaron unas tres veces pero fue divertido. Quebré a pesar de que a mi el alcohol nunca me cayo mal. Aprendí a soñar con cambiar el mundo y eso es para mi fue una de las cosas más importantes que me dio la militancia, soñar con lo imposible pero creer que algún día eso llegaría. Estudié demasiados mapas y me ilusioné con ser profesora, cosa que me estimuló mucho a seguir con este proyecto.
Igualmente quiero rescatar que fue muy costoso mi aprendizaje, me costo muchas noches sin dormir, muchos días sin vivir, muchas horas muertas buscándole un sentido a mi mirada, a mis pensamientos. Siento que más allá de que este año no allá sido lo mejor, porque sinceramente no fue (más a principio de año) quiero rescatar mi valor para enfrentar la realidad, mi valor para poder levantarme y luchar, ese valor que no murió en mi que hoy me hace lo que soy. Recuperé mi orgullo, confianza, mi firmeza y repito, mi valor. Esto hizo que pudiera enfrentarme a aquellas cosas que evitaba y escondía, aquellas cosas que intentaba ocultar. Y aquí estoy, con esa batalla ganada. Mi ser pudo más que todos los recuerdos tortuosos.


Bueno esto fue mi resumen, sé que faltan cosas pero para mi son las más importantes que pasaron.

viernes, 13 de diciembre de 2013



Te amé desde el primer día en que te vi. Fui iluso, lo sé, pero no quería ilusionarme, no quería hundirme en alguien a la cual no conocía. El tiempo paso, más rápido de lo previsto y mi amor por ti, pues ¡PUF! broto junto con tus dulces palabras.
Sabes, aunque en ese entonces era joven, nunca me arrepentí de haberte amado con tanta intensidad. Hoy, tantos años ya pasados, sigo recordando esa intensidad la cual nunca pude mostrarte hasta cierto día que sentí que te perdía. Aquel día, mi universo, el mundo que habías construido para mí se derrumbo bruscamente, en tan solo segundos.
Relatarlo para mí es hoy un gran desafío pero no un impedimento. Aún sigo amándote con ese mis fuego juvenil que cubría mi frágil cuerpo.

martes, 10 de diciembre de 2013

Todo es normal, nada perturbador, es que en sí el amor es simple como el mar. Sus olas ligeras y tranquilas llegan a la orilla, se hunden en la tibia arena, la sacuden, la arrastran hacia si misma y la penetran en lo oscuro de sus profundidades. 
Luego el deseo convierte lo calmo en barullo. Sacude la ola, la alarga, la hace eterna. Nubla y oscurece todo a su alrededor, da temor. Te arrastra hasta lo más profundo, te devuelve a la orilla y luego vuelven a buscarte, una y otra vez sin dejarte aliente casi para un respiro.

lunes, 18 de noviembre de 2013

domingo, 17 de noviembre de 2013





















No se que decirte, ya te he dicho mucho, más de lo que debía. Quizás he hablado más y es momento que mi boca cierre su puerta y enfocarme en sentir. ¿Que hay que sentir? Tu ser, lo que tus palabras no dicen, lo que tu cuerpo no manifiesta.

martes, 29 de octubre de 2013

Necesito catarsis, necesito tu amor en este momento. Quiero puchos, tu amor, y sol.
Hola hace mucho que no aparezco por acá.. bueno siento que todo por un lado cae pero por otro sigue en pie.







                                           


      "Algo se nubla y me enloquece" 
Los gorriones cantan poesías..

miércoles, 9 de octubre de 2013

Ella solo era lo que buscaba, mi simpleza, mi otra parte. Susurrando le dije al oído todo aquello que pensaba, dulcemente mi miro pero no hubo respuesta, solo expreso su sonrisa vacía y cerro sus oscuros ojos. Tome su rostro y la bese buscando así una respuesta, dude pero con leves esperanzas seguí buscando.
Al fin y al cabo no la encentré, vacío volví a mi cuarto. 

domingo, 29 de septiembre de 2013

martes, 10 de septiembre de 2013

Hoy tuve un día bastante agitado, va, todos los días desde que comenzó septiembre son agitados. Siempre hago alguna que otra entrada refiriéndome a septiembre, pero es que aunque piensen que soy una paranoica, septiembre es mi mes más crítico del año. Hay simples razones para pensarlo, quizás mejor decir que ciertas cosas sucedieron en este mes. Estas cosas son cambios en mi vida, que siento (a pesar de los años) que no cesan, sino más bien siguen golpeando mi cabeza.
Voy a ser breve, puede que algo aburrida.
En septiembre conocí a Danilo, fin de la historia. No tengo más nada que contar sobre esto, es así recuerdo y tengo nostalgia. Soy humano vivo y siento.

lunes, 19 de agosto de 2013


23 días. The GazettE Word Tour 2013.

Cambie bastante desde la primera vez que empece a escribir, también cambie mucho mi forma de verme al mundo. Quizás antes mostraba una actitud fría porque tenía miedo de que me lastimen, ahora tengo un pensamiento parecido pero no le hago asco a quienes están cerca mió, sino que al contrario les doy un lugar especial porque se lo merecen.

Hoy caí en la cuenta de que faltan 23 días para el recital. No puedo creer que en pocas semanas los voy a ver, los voy a conocer. Estoy esperando este día desde que tengo 15 años imaginándolo como sería y al fin sucede. Lo triste (en realidad no tendría que ser así) es que me hubiera gustado mucho que fueras, sinceramente siempre lo imagine cono nosotros dos gritan y llorando juntos pero la vida me a puesto este desafío de enfrentar ese gran sueño sin tu presencia. 

Sera igual de lindo (estoy segura) aunque no estés, voy a cantar por vos y llorar también ¿Por qué no?. Hay cosas en las que uno las debe enfrentar con la cabeza en alto, no arrugar a nada ni mucho menos dejarse llevar por lo negativo.

 La vida es así, como una flor.