viernes, 23 de septiembre de 2016


Postal de lo mucho que significas en mi vida.
Me pregunto el por qué, que hago para dejarle huellas en su cuerpo, me repregunto con qué forma de hablar, o quizás con qué mirada cómplice asisto a su encuentro. Me encuentro tan abrumada, tan desconcertada, quisiera tener razones pero en esta habitación no las encuentro, en esta botella de vino no las hallo.

https://www.youtube.com/watch?v=adPpG0Dnxeg&index=8&list=RDEM0zoxJEg6cybAAcSEOGf_qQ&spfreload=10

domingo, 17 de julio de 2016

Te leo como un cuento para niños, ansiosa esperando detrás de la silla la fantástica historia de algún héroe o heroína. Guardo mi rostro por detrás de mis manos, escondiendo mi sonrisa, la más bella que suelo esbozar. Y ahí estas, héroe sin título, caníbal de este cuerpo, te leo y penetro tu pecho. Lo fugaz de verte reír sin percibir como continuarán tus aventuras, existantes aclaro, no hay héroe que no pueda salvar el mundo sin la pasión que te invade.
Que patética soy cuando escribo, que imbécil me he vuelto este último tiempo. Ocupando mi cabeza entre mi deber ser, lo que quiero verdaderamente y lo que no tengo. Cambio, todo se convierte en un cambio, cambio esto por aquello y resumo mis días entre marcadores y mates lavados. Mi tiempo, marcado por este reloj vital, me persigue, me indica que siga sintiendo ausencias que no quiero. Tic y taca, sorbo de mate, tic y tac, pitada de cigarrillo, tic y taca miro al abismo y no esta. En esta dialéctica morbosa que juego conmigo misma, cuanto más lejano esta respiro profundo, cuando más cerca esta me ahogo en mis propios presagios.
Que quiero más en este corto día que hundirme en los ojos de su llegada y saltar como pez en pecera a su mundo desconocido. Yo no era así. Que tiene él tenga la capacidad de lograr hacerme exteriorizar mi oscuridad y transformarla, merece un trofeo, un trofeo de luz.

miércoles, 6 de julio de 2016

En mi memoria habitan las niñas sonrientes,
entre carcajadas recitan su amor.
En mi memoria adulta, inquieta tu devenir
esperando que me abraces.
El primer amor, la puerta que se abra para sí, allí me hallo entre muecas desesperanzadas..
Te espero, para que vuelvas y rías.
Entre mis recuerdos.

La niña ya no ríe, ya no canta.
la niña entre humo recita tus palabras
"oh amada mujer, vuelve a mi, vuelve a mi calma"

Y si beso la osadía 
y el misterio de tus labios 
no habrá dudas ni resabios 
te querré más todavía.

lunes, 4 de julio de 2016

A vos te hace falta un poco de pisada.
Pisada fuerte y contundente, pisada que deje huella,
pisada arenosa.
Con caminar y comprender no se acaba tu mundo,
tenes que seguir mancando con fuego,
rápido y fugaz tu llegada,
piba.
No me alcanzan las cuadras caminadas, ni los puchos fumados, ni mucho menos las carcajas perdidas entre sorbos de cerveza.
No me alcanza si cuando vuelvo aún perdura tu aroma en mi, en mi nariz, en mi alma.
¿Por qué te quedas en mi cuando te veo ir?
Vamos nena de azul.
"Cuando se camina fiel a la improvisación se consiguen logros mágicos", pensaba Julian mientras la veía llegar.
Nombre

Nombrame, dame vida.
Nombrame, haceme de verdad.
Nombrame, canta mis lágrimas.
Nombrame.
Nombrame.
No se si será lo mejor, pero del amor, es lo más libre que he conocido hasta ahora.

domingo, 3 de julio de 2016

Constelación de Libra.

Por arriba del labio superior se esconde mi constelación de libra,
nace del respirar profundo, forma una línea casi perfecta entre cada pecho.
Capaz uno de mirarla y perderse, comienza a recorrer la parte de atrás de sus ideas
y termina en el infinito de su arte.

Mi constelación de libra asoma sus ojos por mis pechos,
sus estrellas se unen entre la torcedura de su mueca al sonreír.
Se difuma el tiempo y no hace falta contarlo, nada sin cesar.


jueves, 30 de junio de 2016

No te vayas de vos cuando me mires, chico de piel blanca. Manten los pies junto a los míos, el frío congela mis pestañas. No abandones la forma que diste a tus caderas, deja que se tiña mi figura con tu blancura invernal.
No te vayas de vos cuando me escuches cantar chico de piel blanca, las sonatas suenan perfectas cuando sucumben la habitación de este hotel. Quedate, no arranques todavía, afuera llora la luna y seguro no traes paraguas. Vaya a saber uno donde guardas las ideas dentro de ese pecho que galopea fuerte cerca de mi oreja, cuando vas consumiendo cada cigarrillo. Invitame, si querés, a nadar entre copas, que se sienta el rojo carmesí tiñendo mi pecho, cubriendo la totalidad de mi boca
No te vayas de vos cuando me veas venir, chico de piel blanca, acomoda las miserias como un juego de té sobre el mantel, patea hormigueros con fuerza y no te olvides, bésame las uñas con esmalte gastado.Chorrea esto conmigo por los oídos, los ojos, el sexo.
Chico de piel blanca note vayas de vos, te hago un lugar cerca en mi frazada, quedate cinco minutos más a bailar conmigo. Vamos en un bicicleta a la primera plaza que no se irrite al recibir vagabundos. Chico de piel blanca, no te vayas de vos, quedate en mi y pintame con tus yemas a mi en vos.

martes, 24 de mayo de 2016


LA ÚLTIMA INOCENCIA 
Partir 
en cuerpo y alma 
partir. 

Partir 
deshacerse de las miradas 
piedras opresoras 
que duermen en la garganta. 

He de partir 
no más inercia bajo el sol 
no más sangre anonadada 
no más fila para morir. 

He de partir 

Pero arremete ¡viajera! 


Escribí esta nota hace ya unos meses, creía que llegaría a sus manos el día que me fuera, pero no. Accidentalmente (y obvio, con un poco de voluntad propia) la leyó. Al principio sentí mucha vergüenza, pero al cabo del rato, comprendí a la fuerza que aquella que escribía era yo, Anabel. No se podía dejar de escapar aquella oportunidad de abrirle aún más mi mundo. Entre las voz ronca y alguna que otra lágrima, recite las palabras que habían sido escritas para una despedida, pero no lo fueron, más bien fueron otra bienvenida.

"Voy a decirte la verdad, ser franca un poco más, hablando con total convicción de lo que soy. Apariencia no me asemejo como mi ideal de persona, soy otra, otra algo temerosa de la gente, otra alejada del mundo, otra que quiere ser única en tu mundo, que te quiere ver como si fueras una hoja en blanco y yo, la otra una birome que escriba sobre vos, que escriba sobre mi. Soy otra que te quiere, que te mira como un océano profundo en la noche, que te ve sin horizonte, que te aprecia turbio y también sereno. Pero que no te quiere de día, no quiere ver en vos los peces que nada junto a ella, no desea comprender tu faceta con luz, te quiere de noche donde a si misma logra reflejarse, como la luna, que es la única que mantiene su reflejo en el horizonte de tu océano. Esa quiero ser yo, Anabel."

Descripción de domingo por la tarde.


Seguido al ruido molesto que asotaba la cocina mientras el agua hervía, pensé atentamente en la figura del hombre. La visualice antropomorfa, mitad hombre, mitad ave. Con un carácter algo peculiar salido del común de "hombres-pájaros" que suelo ver sobrevolar mi cuadra. Yo también desee verme así "mujer-pájaro" y volar el crudo tejado de su casa. ¿Será cierto que somos aves que vuelan ciudades alejadas de su hogar? La tierra, aquel lugar inhóspito, repleto de vergüenzas y cosificaciones, nunca ha sido, a mi parecer, un buen sitio donde armar nido. Entonces, ¿Cómo hacemos para juntarnos, si en el cielo volamos solos? Habrá que crear alguna teoría, no debe ser complejo. Si miramos las abejas, ellas vuelan recolectando el polen juntas, danzas invitando a sus pares a hacer el amor apasionadamente sobre racimos de pétalos... (continuara)

Prosa con aroma a tabaco.


El reloj suena,
la ceniza quema mi tiempo.
Ya no es la sombre la que me recuerda
el tiempo esfumado.
Las vías del tren figuran la memoria
que aún prevalece en mi latir.

Desconozco quienes me miran,
miro mis uñas partirse  y te veo.
Hablan de si, yo los escucho y observo mis uñas.
¿A dónde van ellos?

Yo voy con el contar del reloj, buscando sentirme parte de este vagón.
El pasto mojado, viejo camino de mi barrio
que huele a cenizas. 

Descripción

Te miro y mis ojos se abren como ventanas,
el paisaje es tan hermoso.
Corro entre la arboleda.
¿Por qué será que te veo y deseo verme a mi?

Porque te tengo y no.

Abrázame como el sol abraza mi ventana,
abrázame como los ojos dilatan las lágrimas,
abrázame como abraza el aire mi cuerpo,
abrázame sin temor a irte de vos.

Luz, ojos entre abiertos, luz roja.
Mirada perdida, respiración lenta.
Ojos entre abiertos, manos sostienen mis caderas.
Frío entre mis piernas, reflejo de tu cuerpo.
vino, aroma a vino, besos saben a vino.
Humo, nuetras miradas duermen
Semen, baño, amo.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

¿Alguien que quiera leerme?


QUE RESPONDA.
No encuentro sentido a lo que soy. Me miro al espejo y por momentos no reconozco mis pensamientos. Algo mío se modifica, algo quiere salir, debe irse, marcharse de mi cuerpo, mi alma. Ya no desea comas ni puntos suspensivos, solo un poco y comenzar la oración abajo. Escribir de nuevo con tinta color desconocida. Me miro y tengo miedo, tengo miedo de mi, de lo que voy a ser. ¿Por qué siempre tendré estos miedos? Algo se abre y me sonríe, me deja sola pero no tanto. No siento soledad, siento melancolía, excitable melancolía. Me cantan como pájaros a lo lejos y piden que las siga, que vuele con ellas. ¿Por qué esta habitación encierra tanto mi oxigeno? Necesito respirar más, o quizás inhalar más de ese perfume que me duerme. Tal vez ingiero este trago como si fuera mi trago favorito y no lo es. No se asemeja  a lo que quiero para mi, y al fin no se que quiero. ¿Quiero un idiota?. Partes de mi me piden que no, gritan "por favor, no vuelvas a pisar, no vuelvas a irte". Esta ficción me golpea, me golpea este trago nuevo, este latir que no puedo manejar, me cachetea el verte sentado junto a mi. Me voy, y me olvido de que tal vez por momentos quiero volver a ser Brenda. Y olvidar, amputarme a mi misma me hace bien. Me libero de lo que no quiero de ser y soy lo que siempre quise. 
Flaco no me hables de amor si yo se bien que a tu boca la endulzas con edulcorante.

Y que en tu puto placar escondes cuerpos disecados, no me hagas quedar como una loca. 
Porque yo se muy bien que el maquillaje que llevas puesto es mío y que si hoy los gatos te miran con ternura es por la grasa que dejo este amor.

De esta soga me agarro firmemente, 
No quiero de nada surrealista para dormir, sólo un vino amargo y a la cama.
Te dejamos con el miso deseo.

lunes, 28 de septiembre de 2015

Siento que después de todo, aún quedan esperanzas libradas al azar. Es mi deber unirlas y hacerlas mías.
¿Qué consecuencias hubiesen pasado si te hubieras quedado?
Quedado en el tiempo, que no es tiempo, sino mi alivio, la actitud cerebral de inventarte.